domingo, 9 de junio de 2013

El Aborto, palabra clave, para conocer la salud moral de una sociedad.

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona
Antes de que leáis el artículo, quiero deciros que por claro y convincente lo pongo en este blog. Son argumentos sencillos, que no admiten polémica. Solo el que tenga unos principios morales y crea en unos valores que tengan consistencia, puede entender con facilidad los argumentos de Mons, Reig Pla.

He tratado de resaltar lo que una persona honrada sabe que no se puede poner en regateo. La política no deseamos que entre en este artículo más que para desearle, que lleven a la realidad lo que nos  prometieron, pero que ahora chalanean, queriendo agradar a todos, incluso a las abortistas. Eso es imposible, porque en ellos está demostrada su falta de moral y de escrúpulos.  Y mientras tanto se sigue matando inocentes, y ya pasan de ciento veinte mil más, desde que hicieron la promesa los niños abortados en España. ¿Están dispuestos a que se vaya desangrando así a las familias y por lo tanto a nuestra sociedad? Franja

Mantener el derecho al aborto es sostener la corrupción del Estado
Ante el retraso, en la anunciada derogación de esta ley, y la supuesta incertidumbre del partido que sustenta al gobierno de la nación, se ha desatado otra vez toda la maquinaria de propaganda pro-abortista.


Monseñor Juan Antonio Reig Pla
Obispo de Alcalá de Henares
Parece mentira que cueste tanto derogar la ley actual del aborto que consagra como bien jurídico el «derecho» a destruir una vida inocente en el seno de la madre. Ante el retraso, en la anunciada derogación de esta ley, y la supuesta incertidumbre del partido que sustenta al gobierno de la nación, se ha desatado otra vez toda la maquinaria de propaganda pro-abortista, utilizando, como siempre, casos límite para manipular los sentimientos de las personas y generar confusión.
Analicemos brevemente el engaño de los eslóganes a favor del aborto y, en general, la manipulación del lenguaje que se utiliza:

-Cuando hablamos del aborto, ¿se trata de una ‘interrupción’ del embarazo?
-No. El aborto procurado es la eliminación de un ser humano inocente. 

-¿Se trata de una cuestión de salud reproductiva o sexual? 
-En absoluto. El aborto no cura nada, sólo destruye.

-¿Se trata de afirmar el derecho de la madre a decidir?
-Tampoco. La madre tiene derecho a decidir aquellas cosas – entendemos que buenas – que afectan a su vida personal, pero no tiene derecho a matar a nadie por el hecho de llevarlo en su seno.

-Pero ¿y si el feto es un agresor – como algunos aseguran con falsedad – contra la salud de la madre? 
-El hijo concebido y no nacido es siempre inocente. Nunca es un agresor y merece acogida y respeto, y más dada su precariedad e indefensión. Nada debe hacerse – ni como fin ni como medio – que atente directamente contra él. Ahora bien, siempre que se cumplan los pertinentes criterios, se podrá intervenir con los tratamientos legítimos que correspondan, para curar a la madre, aunque se produzca – indirectamente y sin pretenderlo –, la muerte del hijo.

[Cuando hablamos de ‘los pertinentes criterios’ para intentar la curación de la madre nos referimos a los siguientes: que la acción en sí misma – prescindiendo de sus efectos – sea buena o al menos indiferente; que el fin del agente sea obtener el efecto bueno y se limite a permitir el malo; que el efecto primero e inmediato que se sigue sea el bueno; y que exista una causa proporcionalmente grave para actuar]. En todo caso, nada impide que la madre renuncie a tratamientos legítimos por salvar la vida de su hijo.
Hechas estas aclaraciones vayamos al núcleo de la cuestión:

-Cuando hablamos de la vida humana concebida ¿hablamos de un ser humano? 
-Por supuesto. Afirmar lo contrario supone prescindir de las evidencias científicas. 

-Entonces ¿cuál es la razón para continuar afirmando el derecho al aborto? 
-A mí modo de ver dos son, al menos, las razones. En primer lugar se trata de prolongar la misma ceguera espiritual que llevó a mantener la esclavitud como buena durante siglos. En segundo lugar se trata de afirmar un concepto de libertad perverso, despótico e insolidario. Mantener el derecho al aborto es sostener la corrupción del Estado. Si se puede matar al inocente indefenso, toda corrupción imaginable es posible y podría ser garantizada como «derecho».

La mujer no debe caer en este engaño. Ella también es víctima del aborto y merece el apoyo y la estima de toda la sociedad. La verdadera ayuda a la madre es sostenerla en su embarazo y ayudarla en la crianza de los hijos. Así pasaríamos de la cultura de la muerte a poner las bases para la civilización del amor.

+ Juan Antonio Reig Pla, 
Obispo de Alcalá de Henares

Otros artículos del autor:
Son tan espeluznantes las imágenes de abortos y de niños descuartizados, que no se concibe el que pueda haber madres tan desalmadas, que por alguna razón puedan soportar el ver a sus hijos de esa manera. Franja.
Además...

Promesa de eliminar ley del Aborto y mientras... 120.000 abortos más en España!. ¿No son responsables los de ahora?  

Si derogaran la ley, en los dos años que les quedan, impedirían 250.000 abortos. Y podrían concienciar a los españoles enseñando a las madres, -porque son muchas las que no lo saben, porque piensan que eso no es matar,- mostrando por los mismos medios que los abortistas, la lacra del aborto y el abominable crimen de la muerte de un inocente. Si viesen las carnicerías de los médicos-carniceros-se lo replantearían. Que hagan la prueba y  que después hagan un referéndum y ya verían el resultado. Pero tienen miedo a perder los votos del aborto-cultura de la muerte- y desprecian los votos de los provida-cultura de la vida. Y como con la vida mejorarían la cuestión moral, sin ella, es imposible una recuperación económica, porque no hay principios fundamentados en derecho natural. Y así nade es capaz de hacer nada por mejorar a su prójimo, sino es enriqueciendo el bolsillo. ¿O no?.Franja.

Una muestra gráfica: 
Por los derechos humanos
 Por el derecho a nacer, a vivir,
 y también a morir cuando Dios quiera.
Una manera gráfica de un... 
Aborto por parto parcial
 (procedimiento en gráficos).
 
El aborto por parto parcial comienza cuando el doctor toma con unas pinazas al bebé dentro del vientre materno.
Cuando los pies del bebé están fuera del útero, el abortista lo toma con sus manos y lo saca, como si se tratara de un parto natural, pero asegurándose que salga por los pies.
 
Cuando el bebé tiene el cuerpo fuera pero su cabeza está aún dentro del vientre materno, el abortista le atraviesa la nuca con unas tijeras.
 
El crimen culmina cuando el abortista, mediante una sonda, succiona la masa encefálica del bebé que, durante todo el proceso, ha estado agitando su pequeño cuerpo para tratar inútilmente de defenderse.
Si este gráfico sobre el aborto se divulgase en televisión, 
¿Cuántas personas se echarían a la calle en una manifestación contra el aborto?
¡Y algunas madres, quieren el derecho a matar así a sus hijos!!!.
 ¡Es demencial el que se haya perdido así el amor a la vida!!!.

La información de esta página, ha sido literalmente copiada en parte, de la sección del aborto de la página www.aciprensa.com
Y además...
puedes ir a este enlace, en el que puedes ver al Dr. del Castillo, ginecólogo, hablar a los diputados de México:
http://youtu.be/9QqKbZAUHzI

1 comentario:

Francisco Javier Olivares Chao dijo...


Francisco Javier Olivares Chao22:231
Modificar

Tengo que agradecer al Blog católico de Baredo la difusión que acaba de hacer de uno de nuestros blogs parroquiales. Ojalá sirva para que haya gente más concienciada de la gravedad del tema. El aborto es la peor lacra de este siglo. Si no lo frenamos, las consecuencias serán gravísimas para la humanidad. y no digamos lo que puede pasarnos por la ofensa grave a Dios, que es el Autor de la Vida. Franja

Datos gráficos








También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...