martes, 25 de junio de 2013

La risa. Ríete a carcajadas! Alguna vez..es bueno, muy bueno!

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona

Por si no lo sabías...te lo recuerdo, Juan,
 para que me entiendas, Pedro.



Ríete a carcajadas!
Descubre los beneficios de la risoterapia para tu salud 
Quien se ríe está realizando una actividad que distrae a la mente de toda tensión, hace olvidar las preocupaciones y, según muchos expertos, es tan eficaz para procurar la liberación psíquica y la relajación, como el ejercicio físico.  
La risa es un privilegio del ser humano. Reír es siempre manifestación de un sentimiento o de una situación emocional, cuyo mecanismo induce sensación de bienestar, liberación psíquica y relajación posterior.


Quien se ríe está realizando una actividad que distrae a la mente de toda tensión, hace olvidar las preocupaciones y, según muchos expertos, es tan eficaz para procurar la liberación psíquica y la relajación, como el ejercicio físico. Reírse, desde la sonrisa a la carcajada, produce una serie de cambios físicos y psíquicos que actúan sobre el organismo de forma beneficiosa. Y es que ¿sabías que la risa estimula el sistema endocrino y aumenta la secreción de sustancias analgésicas naturales, que disminuyen la ansiedad y el dolor? Además, relaja la musculatura facial, mejora el rendimiento del ritmo respiratorio y cardíaco, hace bajar la tensión arterial y facilita la digestión.


Es un síntoma que, aparte de sentido del humor, denota buena salud. Las circunstancias, hechos y situaciones que nos provocan risa desencadenan en nuestro organismo una situación opuesta a la ansiedad o al estrés. Al reírnos, descargamos tensiones y producimos endorfinas, responsables de la sensación de bienestar que la risa genera. Nos relajamos y nuestro organismo se ve liberado de la adrenalina causante de la tensión física y psíquica. No obstante, aún está por descubrir su mecanismo protector, sobre todo, a nivel cardiovascular. Sin embargo, sabemos que el estrés y la tensión están directamente relacionados con el deterioro de los endotelios vasculares, así como con las reacciones inflamatorias que favorecen los depósitos de colesterol en las arterias coronarias. Es por ello, por lo que es más que probable que la risa sea un arma muy eficaz en la lucha contra el infarto de miocardio y las enfermedades coronarias. Cabe recordar que tener sentido del humor y reír con asiduidad puede proteger y retrasar el deterioro de nuestras arterias.


Risa y enfermedades cardiovasculares
En un reciente trabajo científico de la Universidad de Maryland se ha llegado a la conclusión de que reír con frecuencia puede convertirse en una buena recomendación para prevenir el infarto. El coordinador de la investigación, el Dr. Miller, comparó las diferentes respuestas de un grupo de individuos, de los cuales la mitad habían padecido un infarto o habían sido sometidos a cirugía de by-pass coronario, mientras que la otra mitad no tenían patología coronaria. A todo esto hay que añadir que se comprobó que los pacientes cardiópatas reían un 40% menos que las personas sanas que no habían padecido patología alguna. Estos resultados llevan a los autores a pensar que, junto con el ejercicio físico, una dieta adecuada y el abandono del habito de fumar, la risa puede llegar a formar parte de las recomendaciones médicas como terapia para prevenir y evitar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular.


Beneficios de la risa sobre la salud


  Estimula los sistemas endocrinos e inmunitarios.
  Aumenta la secreción de sustancias analgésicas naturales.
  Elimina el estrés y rejuvenece.
  Relaja el tono muscular de las arterias.
  Baja la tensión arterial.
  Mejora la secreción de los jugos digestivos y facilita la digestión.
  Produce una intensa relajación psíquica y disminuye la ansiedad y la tensión emocional.


¿En qué consiste la risoterapia?
Es la disciplina y técnica terapéutica basada en la risa y empleada para tratar y mejorar determinados síntomas patológicos físicos y psíquicos. Sus efectos se fundamentan en que, a través de la risa, se eliminan bloqueos emocionales que generan la ansiedad y la tensión, siendo una buena forma de eliminar energía negativa. A su vez, nos ayuda a conocernos a nosotros mismos al inducir un alto grado de desinhibición y de relajación.




Al menos te habrás sonreído?

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        

1 comentario:

José Luis dijo...

Mi buen hermano, la paz y el amor de Jesús nuestro Señor siempre sea contigo.

Yo también en el pasado me llegaba a reír a carcajadas, pero mi vida estaba vacía del amor de Dios, estando en grave pecado y me reía, las risas no me daban salud, tanto menos las carcajadas. Yo creía que ahí el ser humano podía encontrar la felicidad.

Pero el Señor se compadeció de mí, por intercesión de la Santísima Madre de Dios, me libré de caer definitivamente a la condenación eterna. Mi vida cambió. ¡qué diferencia, mi buen hermano!, aquello que las risas me provocaba creyendo que alcanzaría la alegría, no era verdad.

Me hice un examen interior, examen de conciencia, todos los pecados que en esos momento tenía en la memoria, los fui confesando, recuperé la paz y la alegría. Muy distinto a lo que las "risas y carcajadas".
Cogí la Biblia, la leí desde el Génesis hasta el Apocalipsis, disfrutaba, era feliz, soy feliz, la Palabra de Dios me llena, las risas y carcajadas siempre me dejaban una amargura espantosa, un vacío tremendo. Aprendí del Señor que las risas fáciles no conviene, también medité en la doctrina de los Santos Padres.

Cuando un cristiano ríe espontáneamente, no tiene la misma actitud que los que ríen como quienes no quieren conocer ni amar a Dios. El demonio intenta que nos distraigamos por una cosa o por otra.

La risa de un bebe nos hace reír, precisamente porque está lleno de inocencia. Es una risa dulce, agradable. No se puede comparar a las risas de los adultos, que cada uno arrastramos nuestros pecados y vicios. Pero a la verdad querido hermano. ¿Quién inventó la risa terapia? Patch Adam. ¿Son beneficiosas las risas excesivas y carcajadas? En mi experiencia personal, no, porque no existe pasos para centrarnos en la vida espiritual.

Como había referido, los Santos, y doctores de la Iglesia Católica, de ellos también aprendemos a evitar este pecado: CIC 1856, que no se convierta en pecado mortal .

La verdadera alegría depende de que estemos en Gracia de Dios, nos conviene. Porque, pensemos, también los que están en muy graves pecados mortales, disfrutan de sus risas y carcajadas, pero no por eso son verdaderamente felices.

Que Dios nuestro Señor te bendiga siempre.

Datos gráficos








También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...