sábado, 28 de septiembre de 2013

Torreciudad el Santuario de la Virgen Reina de los Ángeles

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona

El órgano de Torreciudad


En lo alto de la nave está el gran órgano de Torreciudad


El Vicario de Baiona, Javier olivares, disfrutando de este gran órgano


Torreciudad el día de la Jornada de la Familia.

Acabo de llegar de Torreciudad el Santuario de la Virgen Reina de los Ángeles, donde he estado durante 22 días. Disfruté de un tiempo maravilloso, participé desde el órgano en algunas peregrinaciones, toqué en alguna de las misas de los domingos y alguna bendición con el Santísimo Sacramento, y toqué el órgano en muchos tiempos libres. Estuve a gusto y llegué muy confortado por la devoción a la Virgen que allí se respira. Allí se siente uno de una manera especial muy mariano.


Imagen de la Virgen de Torreciudad en el retablo del Santuario

He encomendado a los amigos y a los visitantes de este blog, donde trato de poner todo aquellos que a mi parecer es bueno para el crecimiento del amor de Dios en las almas.


Una coral de gregorianistas  en una actuación en el Santuario de Torreciudad

Que la Virgen Santísima, Reina de los Ángeles en Torreciudad, os ayude a todos durante la vida y nos proteja hasta la hora de nuestra muerte. Amén. Franja


Javier Olivares, que escribe el artículo, disfrutando de un órgano admirable

Interior del Santuario en una Ordenación Sacerdotal en la que hace años estuve presente

CONCIERTO A DOS ÓRGANOS:
 Maite ARANZABAL (ORGANISTA TITULAR)
Y Esther CIUDAD (zARAGOZA)

enlace:
https://www.youtube.com/watch?v=0m1IYk06lBQ

y

En Irlande (Bozza) - Música en Torreciudad

http://youtu.be/ZlX4hZzXB6k


aPROVECHO ESTA CIRCUNSTANCIA PARA AGRADECER TODAS LAS CONSIDERACIONES Y AFECTO CON LAS QUE ME RECIBEN EN TORRECIUDAD. FRANJA.

Y COMO HOY ME HAN ENVIADO ESTE VÍDEO MUSICAL MARAVILLOSO CON LA ORQUESTA DE aNDRÉ rIEU, QUE NOS HACE RECORDAR LA MÚSICA DE ESE CANTO QUE ESCUCHAMOS A VECES EN LA IGLESIA A LA HORA DE COMULGAR, LO PONGO COMO COLOFÓN. fRANJA.

http://youtu.be/v1mQT1u_45I

André Rieu - Nearer, My God, to Thee (live in Amsterdam)

viernes, 27 de septiembre de 2013

SANTOS DE LA SEMANA DEL 30 DE SEPTIEMBRE AL 6 DE OCTUBRE 2013

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona
Se acerca el mes de
 OCTUBRE
MES DEL SANTO ROSARIO

Ntra. Sra. del Rosario con Santo Domingo

PEQUEÑAS BIOGRAFÍAS DE LOS SANTOS DE LA SEMANA
 DEL 30 DE SEPTIEMBRE AL 6 DE  OCTUBRE 2013
XXVI  Semana  del  Tiempo Ordinario
LUNES, 30
SAN JERÓNIMO,
Presbítero y Doctor de la Iglesia.
Nació en Estridón (Dalmacia) hacia el año 347. Estudió en Roma, cultivando con esmero todos los saberes, y llevó una vida desordenada hasta que se hizo catecúmeno y fue bautizado por el papa Liberio a los veinte años. Cautivado por la vida contemplativa, marchó a Oriente, se entregó a la vida ascética cerca de Antioquía y se ordenó de sacerdote. Estuvo un tiempo en Constantinopla y luego regresó a Roma, donde fue secretario del papa san Dámaso, que le encargó la traducción de la Biblia al latín, y dirigió espiritualmente a unas damas de la nobleza que llevaban vida de piedad en común en la colina Aventina. A la muerte del Papa marchó de nuevo a Oriente y, tras visitar monasterios de diversas regiones, se estableció en Belén de Judá. Allí asumió la dirección espiritual de los monasterios fundados por santa Paula, al tiempo que completó la versión de la Biblia y escribió muchas obras, especialmente comentarios a la Sagrada Escritura. Participó de modo admirable en muchas necesidades de la Iglesia. Murió en Belén el 30 de septiembre del año 420.


Otro apunte biográfico de S. Jerónimo
San Jerónimo, Presbítero y Doctor
Septiembre 30
Doctor de la Iglesia
Martirologio Romano: Memoria de san Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia, que, nacido en Dalmacia, estudió en Roma, cultivando con esmero todos los saberes, y allí recibió el bautismo cristiano. Después, captado por el valor de la vida contemplativa, se entregó a la existencia ascética yendo a Oriente, donde se ordenó de presbítero. Vuelto a Roma, fue secretario del papa Dámaso, hasta que, fijando su residencia en Belén de Judea vivió una vida monástica dedicado a traducir y explanar las Sagradas Escrituras, revelándose como insigne doctor. De modo admirable fue partícipe de muchas necesidades de la Iglesia y, finalmente, llegando a una edad provecta, descansó en la paz del Señor (420).

El IV siglo después de Cristo, que tuvo su momento importante en el 380 con el edicto del emperador Teodosio que ordenaba que la fe cristiana tenía que ser adoptada por todos los pueblos del imperio, está repleto de grandes figures de santos: Atanasio, Hilario, Ambrosio, Agustín, Crisóstomo, Basilio y Jerónimo.

Este último nació en Estridón (Dalmacia) hacia el año 340; estudió en Roma y allí fue bautizado. Su espíritu es enciclopédico: su obra literaria nos revela al filósofo, al retórico, al gramático, al dialéctico, capaz de pensar y escribir en latín, en griego, en hebreo; escritor rico, puro y robusto al mismo tiempo. A él se debe la traducción al latín del Antiguo y del Nuevo Testamento, que llegó a ser, con el titulo de Vulgata, la Biblia oficial del cristianismo.

Jerónimo es de una personalidad fortísima: en cualquier parte a donde va suscita entusiasmos o polémicas. En Roma fustiga los vicios y las hipocresías y también preconiza nuevas formas de vida religiosa, atrayendo a ellas a algunas mujeres influyentes patricias de Roma, que después lo siguen en la vida eremítica de Belén.

La huida de la sociedad de este desterrado voluntario se debió a su deseo de paz interior, no siempre duradero, porque de vez en cuando reaparecía con algún nuevo libro. Los rugidos de este “león del desierto” se hacían oír en Oriente y en Occidente. Sus violencias verbales iban para todos. Tuvo palabras duras para Ambrosio, para Basilio y hasta para su amigo Agustín que tuvo que pasar varios tragos amargos. Lo prueba la correspondencia entre los dos grandes doctores de la Iglesia, que se conservan casi en su totalidad. Pero sabía suavizar sus intemperancias de carácter cuando el polemista pasaba a ser director de almas.

Cuando terminaba un libro, iba a visitar a las monjas que llevaban vida ascética en un monasterio no lejos del suyo. El las escuchaba, contestando sus preguntas. Estas mujeres inteligentes y vivas fueron un filtro para sus explosiones menos oportunas y él les pagaba con el apoyo y el alimento de una cultura espiritual y bíblica. Este hombre extraordinario era consciente de sus limitaciones y de sus propias faltas. Las remediaba dándose golpes de pecho con una piedra. Pero también se daba cuenta de sus méritos, tan es así que la larga lista de los hombres ilustres, de los que hizo un breve pero precioso resumen (el De viris illustribus) termina con un capítulo dedicado a él mismo. Murió a los 72 años, en el 420, en Belén.


ORACIÓN
Oh Dios, tú que concediste a san Jerónimo una estima tierna y viva por la Sagrada Escritura, haz que tu pueblo se alimente de tu palabra con mayor abundancia y encuentre en ella la fuente de la verdadera vida. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

* * * *   MES  DE  OCTUBRE   * * *
Comienza el Mes del Santo Rosario
MARTES, 1
Santa Teresita del Niño Jesús
Virgen  y Doctora de la Iglesia
Nació en Alençon (Normandía, Francia) el año 1873 en el seno de una familia muy cristiana; fueron sus padres los beatos Luis Martin y Celia Guérin (cf. 13 de julio). Siendo aún adolescente entró en las Carmelitas Descalzas de Lisieux, ejercitándose sobre todo en la humildad, la sencillez evangélica y la confianza en Dios, virtudes que se esforzó en inculcar, de palabra y con el ejemplo, sobre todo en las novicias, de las que era maestra. En sus cartas y sobre todo en su autobiografía, la «Historia de un alma», nos dejó un testimonio admirable de su vida de fe por el camino de la infancia espiritual, en medio de grandes pruebas y tribulaciones. Allí escribe: «Mi vocación es el amor... En el corazón de la Iglesia, que es mi madre, yo seré el amor». Murió el 30 de septiembre de 1897, ofreciendo su vida por la salvación de las almas y por el incremento de la Iglesia. Pío XI la proclamó patrona de las misiones, y Juan Pablo II, doctora de la Iglesia.
ORACIÓN
Oh Dios, que has preparado tu reino para los humildes y los sencillos, concédenos la gracia de seguir confiadamente el camino de santa Teresa del Niño Jesús, para que nos sea revelada, por su intercesión, tu gloria eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
MIÉRCOLES, 2
Santos Ángeles Custodios
La tradición bíblica nos presenta a los ángeles como ministros o funcionarios de Dios, mensajeros de su voluntad y ejecutores de sus órdenes, que por designio divino son los custodios, guardianes o protectores de los hombres. San Francisco de Asís, según nos cuenta su biógrafo Tomás de Celano, «tenía en muchísima veneración y amor a los ángeles, que están con nosotros en la lucha y van con nosotros entre las sombras de la muerte. Decía que a tales compañeros había que venerarlos en todo lugar; que había que invocar, cuando menos, a los que son nuestros custodios. Enseñaba a no ofender la vista de ellos y a no osar hacer en su presencia lo que no se haría delante de los hombres. Y porque en el coro o capilla se salmodia en presencia de los ángeles, quería que todos cuantos hermanos pudieran se reunieran en el coro y salmodiaran allí con devoción» (2 Cel 197).
ORACIÓN
Oh Dios, que en tu providencia amorosa te has dignado enviar para nuestra custodia a tus santos ángeles, concédenos, atento a nuestras súplicas, vernos siempre defendidos por su protección y gozar eternamente de su compañía. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
JUEVES, 3
San Francisco de Borja
arrodillado a los pies de S. Ignacio
Nació en Gandía, provincia de Valencia (España), el año 1510. Gran privado del Emperador Carlos V y caballerizo de la emperatriz Isabel, vivió ejemplarmente en palacio. La vista del cadáver de la emperatriz le impulsó a despreciar las vanidades de la corte. Suya es la frase famosa: «No quiero servir a señor que se me pueda morir». Fue virrey de Cataluña y duque de Gandía. En 1529 contrajo matrimonio con Leonor de Castro, y tuvieron ocho hijos. 
Después de la muerte de su esposa, acaecida en 1546, que acabó de desligarlo del mundo, fue recibido por san Ignacio en la Compañía de Jesús, de la que llegó a ser superior general, después de haberse dedicado, ya sacerdote, al apostolado y a los asuntos de la naciente Compañía. 
Se distinguió, sobre todo, por su profunda humildad. Dio gran impulso a las misiones, especialmente de América. Murió en Roma el 30 de septiembre de 1572.
ORACIÓN
Señor y Dios nuestro, que nos mandas valorar los bienes de este mundo según el criterio de tu ley, al celebrar la fiesta de san Francisco de Borja, tu siervo fiel y cumplidor, enséñanos a comprender que nada hay en el mundo comparable a la alegría de gastar la vida en tu servicio. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
VIERNES, 4
Primer  Viernes
San Francisco de Asís
Nació en Asís (Italia) hacia 1182, hijo de un rico mercader de telas. De joven ayudó a su padre en el comercio y fue el rey de la juventud. Participó en la guerra de su ciudad contra Perusa; la cárcel que sufrió y la enfermedad que contrajo le iniciaron en un nuevo camino, por el que Dios lo fue conduciendo hasta su plena conversión. Renunció a su herencia, abrazó la vida evangélica, se desposó con Dama Pobreza, atendió a pobres y a leprosos. Se le unieron compañeros con los que se presentó al Papa: Inocencio III aprobó su forma de vida, que consistía en seguir las huellas de Cristo que adora al Padre, ama todo y a todos, predica incansablemente la penitencia y conversión. Junto con santa Clara fundó la Segunda Orden, la de las Clarisas, y a los seglares les dio directrices para vivir el Evangelio en su estado y condición, la Tercera Orden. En 1223, Honorio III aprobó su Regla definitiva. En septiembre de 1224, sobre el monte Alverna, las Llagas de Cristo quedaron impresas en el cuerpo de Francisco, quien murió en la Porciúncula al atardecer del 3 de octubre de 1226. Gregorio IX lo canonizó en Asís el 16 de julio de 1228.
ORACIÓN
Dios todopoderoso, que otorgaste a nuestro Padre san Francisco la gracia de asemejarse a Cristo por la humildad y la pobreza, concédenos caminar tras sus huellas, para que podamos seguir a tu Hijo y entregarnos a ti con amor jubiloso. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
SÁBADO, 5
Témporas de Acción de Gracias y de Petición

El rezo del Angelus en cualquier lugar

Desde antiguo, y hasta la última reforma litúrgica, la Iglesia celebraba las «Cuatro Témporas», correspondientes a las cuatro estaciones del año, en tres días sucesivos. En la actualidad, las Témporas se celebran al menos el día 5 de octubre, y es aconsejable celebrarlas también en otros dos días de la misma semana. Son días de acción de gracias y de petición que la comunidad cristiana ofrece a Dios, de quien procede todo bien, terminadas las vacaciones y la recolección de las cosechas, al reemprender la actividad habitual. Son una ocasión que presenta la Iglesia para rogar a Dios por las necesidades de los hombres, principalmente por los frutos de la tierra y por el trabajo humano, dando gracias a Dios públicamente. Cuando las Témporas se celebras en tres días, el primero se centra en la acción de gracias, el segundo es un día penitencial, y el tercero se consagra a la petición por la actividad humana.
ORACIÓN
Señor Dios, Padre lleno de amor, que diste a nuestros padres de Israel una tierra buena y fértil, para que en ella encontraran descanso y bienestar, y, con el mismo amor, nos das a nosotros fuerza para dominar la creación y sacar de ella nuestro progreso y nuestro sustento, al darte gracias por todas tus maravillas, te pedimos que tu luz nos haga descubrir siempre que has sido tú, y no nuestro poder, quien nos ha dado fuerza para crear las riquezas de la tierra. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

* * *   EL MISMO DÍA   * * *
San Froilán
Nace en la ciudad de Lugo, en el Regueiro dos Hortos, en el año 833, y lleva vida de estudiante hasta que aproximadamente a los 18 años, se prepara para el sacerdocio según los usos del momento.
Su vida espiritual entra en crisis y se hace ermitaño, retirándose según parece a una gruta de Ruitelán en Vega de Valcarce, El Bierzo (ahora ermita). Mientras tanto, estallan las revueltas mozárabes en la España musulmana. Era el año 850 y en Córdoba el martilogio comenzó a florecer de nuevo con el rito solemne de la sangre: Tal vez la voz poderosa de esta sangre inocente retumbó entre los montes donde Froilán se escondía y le empujó a organizar una cruzada. Tal vez en el diálogo familiar con Dios sintió la invitación a la vida activa.
En el año 900, muere el obispo de León, Vicente, y el pueblo pide al rey que sea Foilán el nuevo obispo.
Nombrado obispo en el día de Pentecostés (19 de mayo) del 900; ese mismo día recibía también la consagración episcopal para ser Obispo de Zamora su inseparable y santo amigo Atilano. Cinco años gobernó la diócesis legionense y en ella m. a los 73 de su vida. Fue inhumado su cuerpo en la iglesia catedral, en un suntuoso sepulcro destinado al rey asturiano.
ORACIÓN
Dios todopoderoso y eterno, que elegiste al obispo san Froilán para que fuera pastor de tu pueblo; por sus méritos e intercesión, te pedimos que derrames sobre nosotros la abundancia de tu misericordia.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
DOMINGO, 6
XXVII DEL TIEMPO ORDINARIO
San Bruno
Fundador de los cartujos
Nació en Colonia (Alemania) hacia el año 1035. Formado y ordenado de sacerdote en Reims (Francia), el arzobispo le encargó la dirección de los estudios y escuelas de su diócesis. Fue maestro de Teología y sus comentarios de la Escritura fueron bien acogidos. Pero Bruno buscaba otra cosa y se fue a Molesme, donde estaba naciendo la reforma Cisterciense. Deseoso de mayor silencio y soledad, en 1084 fundó un pequeño eremitorio en el lugar salvaje y casi inaccesible del desierto de la Cartuja, cerca de Grenoble, que iba a servir de modelo para las Cartujas de todo el mundo. El año 1090 Urbano II le ordenó ir a Roma para el servicio de la Sede Apostólica. La vocación del Santo era otra. El Papa lo comprendió y le permitió retirarse al desierto, sin salir de Italia. Aquel mismo año marchó Bruno a la soledad de Squillace (Calabria), y allí se durmió en la paz del Señor, en el monasterio de La Torre, el 6 de octubre de 1101.
ORACIÓN
Señor, Dios nuestro, tú que llamaste a san Bruno para que te sirviera en la soledad, concédenos, por su intercesión, que, en medio de las vicisitudes de este mundo, vivamos entregados siempre a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
Confeccionado por Franja y Állen-Perkins

jueves, 26 de septiembre de 2013

LOS MISTERIOS MARIANOS DEL SANTO ROSARIO

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona

Mes de octubre, mes del Santo Rosario


Te ruego que lo leas hasta la 
historia final.

Una flor a María 
 para todos los días del año
Devoción privada.


ROSARIO  DE LOS 
MISTERIOS MARIANOS

AMIGO LECTOR DE ESTE BLOG:
 EN HONOR DE LA SIEMPRE VIRGEN MARÍA
PARA EL MES DE OCTUBRE O PARA TODOS LOS DÍAS
TE LO OFREZCO 

LOS MISTERIOS MARIANOS,
(PARA LA DEVOCIÓN PRIVADA).


1. Hacer el signo de la cruz
 y el acto de contrición
 2. Anunciar el misterio.
 Rezar el Padrenuestro,
 diez Avemarías, Gloria y Jaculatoria:


María, Madre de gracia, Madre de misericordia.
 Defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora
 y en la hora de nuestra muerte. Amén.

O también:
Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno lleva a todas las almas al Cielo,
 especialmente a las más necesitadas.
 (Oración de Fátima).


Primer Misterio
La Virgen en el misterio de 
su Inmaculada Concepción.

En este primer misterio 
a la Virgen contemplamos:
purísima, inmaculada,
concebida sin pecado.

Segundo Misterio
La Virgen en el Misterio de
su Maternidad Divina

En este segundo misterio
a la Virgen contemplamos:
Madre del Divino Verbo
que, en su seno, se ha encerrado

Tercer Misterio
La Virgen en el Misterio de
su perpetua virginidad

En el misterio tercero
a la Virgen contemplamos:
Perpetua Virginidad,
antes, en, y después del parto

Cuarto Misterio
La Virgen en el Misterio de
su Asunción al cielo
Coronada, Reina y Señora

En este cuarto misterio
a la Virgen contemplamos:
Asunta al Cielo y, cual Reina,
coronada entre los Santos.

Quinto Misterio
La Virgen en el Misterio de
ser Medianera de todas las gracias

En este quinto misterio
a la Virgen contemplamos:
Mediadora de la gracia.
que nos viene por su mano.

Terminados los misterios, 
 Rezar tres Avemarías y Gloria.
A continuación las 
LETANÍAS LAURETANAS.
Al final. 

LA SALVE
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,  vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve.  A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva;  a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas.  Ea, pues, Señora, abogada nuestra,  vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!.  Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén



El rezo del santo rosario es la mejor ofrenda  que le podemos hacer diariamente  a la Santísima Virgen.  Un verdadero ramo de las mejores  y más bellas rosas de nuestro jardín.

Y ahora, amigo lector, visitante de este blog, 
un poco de historia de este Rosario Mariano: 

Hace  unos días, haciendo una Romería con sacerdotes a una Capilla de la Virgen de Fátima, después de haber rezado todos los  MISTERIOS CONOCIDOS DEL SANTO ROSARIO (los cuatro rosarios), al regreso, me dijo D. Ignacio Domínguez ,Párroco de Santa Cristina de La Ramallosa:
-¿Por qué no rezamos ahora un rosario mariano?
Podemos contemplar 
las grandes prerrogativas de la Virgen
 en cada uno de estos nuevos cinco misterios.
Y D. Ignacio fue anunciando estos cinco misterios marianos.

Al día siguiente le dije: 
-Dame algo escrito para ponerlo en el blog 
y participar así a los devotos de la Santísima Virgen
 de esta devoción particular y privada.

Y al día siguiente me dio esos pequeños versos   para cada uno de los misterios.
Ahora, lector, te toca a ti rezar y difundir el rezo de estos misterios marianos. Algún día podrán tener  la consiguiente autorización eclesiástica, para publicarlos. 
Agradezco a D. Ignacio, un enamorado de la Virgen de Fátima, que podamos participar todos de esta devoción, que enriquece nuestra devoción a la Santísima Virgen. Franja.
Si os ha parecido bien, ya sabéis que los podéis pasar a vuestros amigos, y cuantos más mejor .

En este blog hay una anécdota hermosa 
sobre el cansancio, 
para aquellos que dicen que es muy monótono
 el repetir tantas ave-marias
http://santamariadebaionadiocesistuy-vigo.blogspot.com.es/search/label/SANTO%20ROSARIO
y también:
Para el REZO DEL SANTO ROSARIO:
http://santamariadebaionadiocesistuy-vigo.blogspot.com.es/2011/02/santo-rosario-meditado-y-rezado-y.html



Y ANTES DE CERRAR ESTOS ENLACES YA OS PUEDO DECIR QUE PASAN DE 3000 LAS VISITAS  AL SANTO ROSARIO MARIANO PUESTO EN OTRO DE NUESTROS BLOGS. GRACIAS, Y SI LOS MEDITÁIS, ESTOY SEGURO DE QUE VUESTRO AMOR POR SANTA MARÍA CRECERÁ. FRANJA 


martes, 24 de septiembre de 2013

Me divorcié....Divórciate tú también de...

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona



Me divorcié.

Si, desde hace mucho tiempo me divorcié de la amargura, de la tristeza, la envidia y del egoísmo, de los rencores, de las malas caras, de pensar mal de los otros, de las clasificaciones burdas y baratas de los seres humanos, me he divorciado de la soledad, de la ignorancia espiritual, de la hipocresía, de la falta de sensibilidad.

Me he divorciado de la mediocridad, de la arrogancia y petulancia, de los atropellos, de pensar que soy mejor que los demás, me he divorciado todo lo negativo que pueda privarme de ser una persona feliz y honesta conmigo misma.

Así que estoy soltera de esos malos sentimientos, casada con la felicidad a la cuál prometo serle fiel por el resto de mis días.


Es rico ser feliz y vivir esperando el nuevo día con expectativas, de crear sueños para luego despertar y comenzar a realizarlos, encontrar muchos amigos que están por estos rincones, esperando que lleguemos y digamos algo bueno, soy feliz de poder hacer la diferencia aún en la distancia.

Saber que con mis palabras pude hacer sentir bien a alguien, que puedo extender mi mano y ayudar sin hacer tanta pompa, simplemente soy feliz de estar viva, y poder escribir esta nota.

Y saber que a través de la red podré viajar sin necesidad de un boleto de avión, de barco o tren, soy más rápida en entregar mi afecto y no cobro exceso de equipaje, soy tan feliz de abrir mi correo y leer las historias de mis amigos.

Soy feliz de poder encontrar este hermoso sentimiento en cosas tan triviales o banales para algunos y tan especiales para mí.
No, ¡no soy extraterrestre! Solamente soy un ser humano como todos.

Desconozco su autora


sábado, 21 de septiembre de 2013

¿Por qué las mujeres somos Brujas?

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona
Ja, ja, ja,
Me lo ha mandado una amiga que no es bruja, pero que ...consigue, hasta que le aplaudan en casa sus hijos, al ver su entrega generosa por los demás, y sin pasar factura y sin lista de agravios. Como podéis ver no es bruja. Es una perla preciosa.


¿Por qué las mujeres somos Brujas?

Pero no tenemos esta pinta...

03/12/2003   Lecturas: 53.642

¿Por qué las mujeres somos Brujas? 

- Porque llegamos a fin de mes haciendo magia con el dinero.

- Porque lanzamos conjuros varios contra la suba de precios.

- Porque estamos al mismo tiempo en varios lugares: lavando ropa, planchando, sirviendo la cena y haciendo tarea escolar.

- Porque somos capaces de convertir en culebra con la mirada a aquella rubia que le sonrió a nuestro novio o marido.

- Porque podemos preparar toda clase de pociones mágicas para curar cualquier herida del cuerpo o del alma.


- Porque podemos volar hacia el lugar donde nos necesitan.

- Porque podemos sobrevivir a pesar de las hogueras que la vida nos presenta a diario.

- Porque podemos enfrentar a más de un inquisidor defendiendo nuestros justos ideales.

- Porque hablamos con las plantas para hacerlas crecer en un cálido ambiente de cariño.


- Porque nos comunicamos con los animales hablando en el idioma del amor, hacia todo ser viviente.

- Porque hacemos desaparecer la tristeza con el pase mágico de la sonrisa.

- Porque presentimos cuando algún afecto necesita de nuestro consuelo o nuestra presencia.

- Porque practicamos la telepatía a diario, adivinando los pensamientos de aquellos a quienes amamos sin necesitar de palabras para traducirlos.

- Porque tenemos la capacidad innata de hechizar a aquel hombre especial.

- Porque somos varias personas en un solo cuerpo: hija, hermana, esposa, madre.

- Porque poseemos el don de adelantarnos a los acontecimientos sólo por intuición.

- Porque vemos el futuro proyectado en nuestros sueños.

- Porque logramos llegar a metas muchas veces inalcanzables para otros, sólo con el deseo.

- Porque somos maestras en el arte de la alquimia al recuperarnos de un fracaso.

- Porque creamos la fantasía en la imaginación de un niño.

- Porque mágicamente somos ambiguas a la vista, suaves como la seda pero con el interior del diamante.

-        Y porque con el don de la fascinación conseguimos más logros...


¿Os ha gustado? Compartir como ella
Franja

Nadie puede servir a dos señores

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona
Día 22 XXV Domingo del Tiempo Ordinario
Ilusión por la santidad


        Evangelio: Lc 16, 1-13  Decía también a los discípulos:
        —Había un hombre rico que tenía un administrador, al que acusaron ante el amo de malversar la hacienda. Le llamó y le dijo: «¿Qué es esto que oigo de ti? Dame cuentas de tu administración, porque ya no podrás seguir administrando». Y dijo para sí el administrador: «¿Qué voy a hacer, ya que mi señor me quita la administración? Cavar no puedo; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que haré para que me reciban en sus casas cuando me despidan de la administración». Y, convocando uno a uno a los deudores de su amo, le dijo al primero: «¿Cuánto debes a mi señor?» Él respondió: «Cien medidas de aceite». Y le dijo: «Toma tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta». Después le dijo a otro: «¿Y tú cuánto debes?» Él respondió: «Cien cargas de trigo». Y le dijo: «Toma tu recibo y escribe ochenta». El amo alabó al administrador infiel por haber actuado sagazmente; porque los hijos de este mundo son más sagaces en lo suyo que los hijos de la luz.
        »Y yo os digo: haceos amigos con las riquezas injustas, para que, cuando falten, os reciban en las moradas eternas.
        »Quien es fiel en lo poco también es fiel en lo mucho; y quien es injusto en lo poco también es injusto en lo mucho. Por tanto, si no fuisteis fieles en la riqueza injusta, ¿quién os confiará la verdadera? Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo vuestro?
        »Ningún criado puede servir a dos señores, porque o tendrá aversión a uno y amor al otro, o prestará su adhesión al primero y menospreciará al segundo: no podéis servir a Dios y a las riquezas.


 

Nos podría sorprender, en una primera apreciación, el fragmento evangélico que hoy consideramos. Ese hombre, mal trabajador, que no es honrado con el dinero que administra, recibe, sin embargo, por su hábil estratagema –especialmente injusta, por otra parte– la alabanza de su señor. El hombre rico, el señor, como siempre representa a Dios. Y, en este caso, declara admirable la actitud final de su criado, aunque hubiera sido asimismo digno de condena, por su injusticia y falta de lealtad. Existe, pues, algo en el comportamiento del administrador infiel que debemos los cristianos aprender.
        Naturalmente, en ningún momento dice Jesús que la conducta del administrador deba tomarse, en su conjunto, como ejemplo. Más aún, aprueba la actitud del hombre rico, que despide al administrador por su mala gestión que, de hecho, en absoluto se revela o protesta por la decisión de su amo. La vida del empleado es, pues, una vida delictuosa, aunque, bien es cierto, con algún rasgo decididamente admirable.
        La vida de los hombres nunca es, como es sabido, del todo buena o mala. Pero no es infrecuente, sin embargo, encontrar personas a las que nada les parece que deben mejorar. A efectos prácticos, su comportamiento cotidiano concreto y su vida en general estarían ya suficientemente bien. No necesitan, por consiguiente, complicarse con hipotéticas posibilidades de rectificar para bién. Para otro tipo de personas, por el contrario, las cosas son bien diferentes. Tienen una impresión tan negativa de sí mismos, que se consideran incapaces de lo bueno: en toda su conducta les parece observar aspectos negativos; lo que, tal vez, les induce a desistir de mejorar, pues, en cualquier caso, siempre arrastrarán de un modo u otro defectos.
        La realidad franca y desapasionada de cada uno nos manifiesta, más bien, que el comportamiento diario es consecuencia de una serie de virtudes y defectos. Esos hábitos de la conducta, que a todos nos afectan, acaban teniendo en ocasiones manifestaciones prácticas muy patentes. Así sucede, por ejemplo, con el administrador de la parábola. De tal modo parece que procedía dolosamente en su trabajo, que hasta llegó a oídos de su señor. Tal vez su avaricia, su comodidad, su egoísmo, o cualquier otro de sus defectos, resultaban ya patentes a los ojos de los demás. Pero no era, sin embargo, todo negativo en aquel hombre. Su sagacidad y astucia, su hábil inteligencia... –pero puesta al servicio del bien–, podrían ser buenas armas para trabajar por su señor; una vez corregidos, naturalmente, los vicios que hacían intolerable por más tiempo su permanencia al frente de la administración.
        Siendo sinceros con nosotros mismos, contemplándonos con la franqueza de sabernos conocidos a la perfección por Dios, Señor y Padre nuestro, advertimos en nosotros conductas en parte buenas y malas. En el origen de cada acción nuestra –que es en la práctica un acto de amor o de desamor con Dios– existe un rasgo de nuestro carácter que condiciona ese comportamiento y que convendrá alentar o, por el contrario, corregir. Es preciso, por tanto, poner interés en ello, pues está en juego nuestro amor a Dios.
        Al hilo de esta parábola que hoy nos ofrece la Iglesia, fijémonos en si nos esmeramos, como el administrador infiel, en emplear nuestros mejores recursos de tesón, de amistades, de inteligencia..., de ingenio humano en una palabra, pero al servicio de nuestra santidad y de la extensión del Reino de los Cielos. Pues, parece Jesús manifestar, para vergüenza no pocas veces de los que desean serle fieles, que los hijos de este mundo son más sagaces en lo suyo que los hijos de la luz. Nos vendrá muy bien, en efecto, sentirnos avergonzados, y reconocer que bastantes se mueven –y mucho– buscando lo suyo, egoístamente incluso, sin un ideal sobrenatural, pero con gran eficacia. Diríamos que hacen muy bien el mal; que de hecho se desviven por ideales en el fondo pequeños y ridículos, vistas las cosas, como debe ser, con ojos sobrenaturales, con los ojos de la fe. Los hijos de Dios, en cambio, parecemos estáticos frente a ellos: como si no estuviéramos bastante convencidos de lo que ganamos sirviendo a Dios. Como si no amáramos a Dios lo bastante; como si no nos valiera la pena.
        Santa María, nuestra Madre, nos abrirá como a niños los ojos de la ilusión, para ver más y más claro cada día el brillo inigualable del ideal de Jesucristo.
                       http://www.fluvium.org/textos/familia/fam926.htm

Datos gráficos








También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...