martes, 16 de abril de 2013

ORACIONES A LA Santísima Virgen.

Blog Católico de Javier Olivares-Baiona
Como se acerca el mes de mayo, es bueno recordar algunas oraciones a la Santísima Virgen que nos ayudarán a tener más presencia de la Madre durante el día y a las horas de la noche. 
Franja
ORACIONES A LA 
Santísima Virgen:
Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza,
a ti, celestial, Princesa,
Virgen sagrada,  María,
yo te ofrezco en este día
alma, vida y corazón.
Mírame con compasión,
no me dejes, Madre mía. Amén
Inmaculada de Alonso Cano
Oración. Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir, que ninguno de los que ha acudido a vuestra protección, implorando vuestra asistencia y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado con esta confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes, y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas favorablemente. Amén.
(Pidamos ahora las gracias que deseamos alcanzar hoy por intercesión de Nuestra Madre, acordándonos principalmente de los más necesitados)
Inmaculada de Alonso Cano
Deprecaciones.
Las recomiendo para rezar después de acostarte, 
para dormirte en el regazo de la Virgen 
como un niño pequeño en el de su madre
1. Madre mía amantísima, en todos los instantes de mi vida, acordaos de mí, pobre pecador.

(Se reza el Avemaría)
2. Arca de Dios y tesorera del cielo, concededme abundantes lágrimas, para detestar y llorar mis pecados. (Se reza el Avemaría)
3. Reina de los cielos y tierra, sed mi amparo y defensa contra las tentaciones de mis enemigos.

(Se reza el Avemaría)
4. Inmaculada Madre de mi Dios y Señor, alcanzadme lo que os pido para mi salvación.

(Se reza el Avemaría)
5. Abogada mía y refugio mío, amparadme en el trance de la muerte y abridme las puertas del cielo.

(Se reza el Avemaría)
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo; como era el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
Inmaculada de Alonso Cano
Oración final. 
Oh Señora mía, oh Madre mía!. Yo me ofrezco del todo a Vos; y en prueba de mi filial afecto os consagro en este día (en esta noche), mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra todo mi ser. Ya que soy todo vuestro, oh Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra. Amén.

1 comentario:

Josep Mimó Buxo dijo...

<preciosas oraciones a la Virgen. Son las de siempre que desde pequeños nos ensañaban en la escuela ( asi se decia entes ) el colegio. Amen

Datos gráficos








También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...